MIOPE

MIOPE

La señora Keiko Fujimori declaró hace bastante tiempo que para elegir los que irían de candidatos al parlamento por su partido político tenían el máximo cuidado y que eran muy estrictos con los filtros que estas personas debían pasar.

 

A las palabras, dicen, se las lleva el viento y parece que sopló con fuerza en este caso porque de todo lo prometido, de la mentada estrictez, nada; otros factores deben haber primado y tal vez el billete ha sido uno de ellos: se necesita plata para hacer campaña en política y además “hay que financiar al partido”.

 

No me atrevo a asegurar esto, pero por lo que se ve, algo así ha sucedido: una cuestionada congresista auto declarada como pobre “de corazón” resulta comprando un automóvil Lamborghini…

 

Esas y otras “perlas” que un prominente líder del partido naranja admite haciendo un “mea culpa”, como la falsificación de documentos (pero “solo” son de estudios), el recorte del sueldo de empleados de una congresista por la pareja-asesor de esta o innumerables indicios que hablan de corrupción en diferentes formas, diciendo algo así como que “los partidos políticos debían tener más cuidado”.

 

Bonito panorama, porque los hay de todos los colores y el naranja no parece tener exclusividad: delitos comunes anteriores al nombramiento congresal acechan a otros que apelan a sentencias ya dictadas y que usan la traqueteada inmunidad congresal como un trapo para espantar a las moscas.

 

No quieren la bicameralidad aduciendo que se lentificará todo y se gastará más, cuando en realidad lo que no quieren es que se los fiscalice y una “cámara alta” es un ojo incómodo y que no les permitirá seguir haciendo de las suyas; ¿no se dan cuenta los congresistas que la mínima aprobación popular de su institución es culpa de ellos mismos?

 

Que se vayan todos” es algo que continúa oyéndose y me pregunto ¿a dónde se van a ir?: seguramente algunos volverán a sus trampas aunque la impunidad se haya esfumado con la suspensión de inmunidades o tal vez regresarán a su provincia para mantener la imagen de la persona que “lucha” por su pueblo y ver cómo llenar la “hucha” (alcancía) ahora que “no tienen poder”…

 

Keiko necesita una medida de la vista y anteojos bifocales para ver bien cerca y lejos: ¿Alguna óptica se apunta?

 

 

 

Imagen: coloretesysonrisas.blogspot.com

 

Anuncios

LA DECISIÓN DE SOPHIE

LA DECISIÓN DE SOPHIE

Por supuesto que no se trata de la laureada película de Alan Pakula, ganadora de múltiples premios, entre ellos un Oscar a la protagonista Meryl Streep, ni la Sofía que aquí nos ocupa tiene nada que ver con ella ni con el personaje del film, pero como otras veces, el título me sirve como ídem de este artículo.

 

La nuestra lleva por segundo nombre Sofía (Sophie en inglés y Zofia que es el que tiene la Streep en la película), que viene del griego y significa “sabiduría”; bueno, hasta aquí las referencias a la película, al nombre y a su origen, pero lo que interesa para la política peruana es que de las decisiones de Keiko Sofía Fujimori parecen depender muchas cosas…

 

Sus ganas de presidir el Perú, manifiestas en candidaturas y el be3rrinche por no haberla alcanzado por dos veces, hicieron que sus baterías se dirigieran, casi como ensayo, a Humala y con certera puntería a Kuczynski al que finalmente hizo caer (y él pareció ayudarla enredándose con sus propios pies); con una mayoría congresal que amenazaba con irse desarmando por ninguneos, ambiciones y cálculos de acomodo, decidió detener  las goteras con la colaboración (supongo que no querida) de personajes como un ministro, congresistas “gota”, su hermano y la presta (aunque tal vez forzado-negociada) ayuda del señor congresista Moisés Mamani (a) “La Joya de la Corona” y algún otro…

 

Sucedió lo que sucedió y ahora parece que de su decisión penden posibles modificaciones legales necesarias y según algunos, la estabilidad  -que como ave equilibrista- pareciera mantener Martín Presidente: es decir, la canción de Rubén Blades ha tomado cuerpo.

 

¿La emperatriz Keiko Sofía reina y gobierna?

Por favor, no nos olvidemos que tiene mayoría “congrezooísta*” y una mancha de sangre en el ojo, que no se le va…

 

Peligroso me parece lo que ocurre, aunque por lo visto en mi país estamos acostumbrándonos a “vivir peligrosamente” con los desastres que se suceden uno tras otro; tal vez solamente falta que vengan elefantes… ¡y que vuelen!: ¡menudo mierdero!

 

 

 

*Lo de “congrezoo” es una palabra verdaderamente feliz de Aldo Mariátegui.

 

 

Imagen: semanaeconomica.com

GUSTICIA

GUSTICIA

Gusticia, o sea al gusto de algunos…: de “esos algunos” que reciben trato diferente y deferente; que son considerados intocables por un Poder Judicial que demuestra no poder…

 

El Perú parece ser tierra de impunidades y de imposibilidades, de olvidos, errores y demoras; impunidades que aseguran que no les suceda nada a quienes debía de pasarles, imposibilidades en la aplicación de leyes –por temor sacrosanto o devolución de favores-, errores que meten presas a gentes que después de meses de “prisión preventiva” salen libres porque no se iban a ir a ningún lado o cumplieron e tiempo de arresto sin que hubiera acusación alguna; demoras que se advierten a los años y que posibilitan cárcel para inocentes, mientras los que delinquen son liberados con las disculpas debidas porque “no había pruebas suficientes” como cuando a una mujer, que todo el país ve, atónito,  en un video, ser arrastrada jalándola de los  cabellos un individuo desnudo que dice “tener problemas emocionales” y es hijo de un regidor.

 

La Gusticia peruana pareciera estar hecha a la medida y usar un centímetro “bamba” cuando de medir lo que no le conviene se trata: a la medida y gusto del cliente que retribuye de diversas formas…

 

Hace un tiempo escribí algo llamado “JODER PUDICIAL” y estuve buscándolo para re bloguearlo pero sin hallar nada; allí ponía como la actuación de un supuesto poder judicial era en verdad una impúdica, putesca, manera de joder a quienes fueran enemigos de alguien poderoso, hubiera “premios” en juego o simplemente estorbaran en el camino; hablaba sobre la corrupción de lo que se supone es uno de los poderes del Estado vista, como ejemplo, a través del caso de un amigo mío, cuyas reclamaciones, denuncias y quejas por el despojo que sufrió de su terreno, amenazas e intento de homicidio llegaron a la radio, a la televisión, hasta alguna revista sin nunca obtener Justicia…

 

El asunto no es nuevo, lo sé, pero mientras los ciudadanos nos resignemos, callemos o “pactemos”, el tema seguirá y seguirá; a veces dan ganas de tener una Colt .45 para hacer justicia por mano propia y a balazos.

 

Sé también que esto no es lo correcto, pero ¿me podría decir alguien qué es lo que hay que hacer?

 

 

Imagen: viciadosdenulidad.blogspot.com

GRANDES ESPERANZAS O MAYORMENTE DESCONOZCO

 

GRANDES ESPERANZAS

El ingeniero Vizcarra no será Charles Dickens ni Moquegua la campiña de Kent, pero así como la presunta autobiografía del escritor inglés se titula “Grandes Esperanzas” en el caso del neo Presidente peruano, sobre él se han cifrado las enclenques esperanzas de un país que se estaba desesperanzando; sin embargo parece que la literatura fuera solamente eso, porque la realidad es mucho más dura que un montón de letras.

 

Para empezar acompañó al presidente del congreso, apellidado Galarreta,  para dar el OK a una ley que fue observada por el Ejecutivo anterior y que escamoteaba al congreso de la fiscalización de la Contraloría; pero también parece haberse reunido ahorita, el 9 de abril, con el  abogado Óscar Medelius

-Rodríguez por su madre- que fue congresista por “Nueva Mayoría – Cambio 90” (fujimoristas), amigo personal del Doc Vladimiro Montesinos (hiper asesor fujimorista) y que fue condenado a 8 años en la sombra en el año 2000, por utilizar dinero del Estado para financiar la recolección de firmas de “Vamos Vecino” (fujimoristas) en el sonado caso de falsificación masiva de estas, que permitió la reelección de Alberto Fujimori; pero antes de acabar en chirona, Medelius fugó a USA de  donde lo extraditaron el año 2008 y todavía le debe al Estado la bicoca de 5 millones de soles por concepto de reparación civil.

 

El Presidente Vizcarra y Medelius se habrían reunido con un inversor chino (para quien don Óscar trabaja) y con el Presidente de la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía, cita que duró aproximadamente una hora.

 

No está mal, digo, que los chinos quieran invertir en la minería de nuestro país, pero el abogado Medelius tiene unos antecedentes nada sanos y habría que informarse antes por si las moscas, sobre todo en el “sancta sanctorum” de la seguridad que se supone es Palacio de Gobierno…; a Fujimori, siendo japonés, le decían popularmente “el chino” (ahora es “don Alberto”) y resulta curiosa coincidencia el que un “chinista” sea abogado y asesor de un ciudadano chino de a de veras…

 

El ingeniero Presidente no puede decir, como dicen de los guachimanes, que “Mayormente Desconozco”, porque se supone  que pregunta o en su defecto, le “pasan el soplo” a quien corresponda los efectivísimos servicios de seguridad que trabajan para él y el Estado.

 

¿No será que el ingeniero Presidente está resultando ser el ingenuo Presidente?

 

Extraño, muy extraño…

 

 

 

Fuentes: canaln.pe  y útero.pe

Imagen: útero.pe

 

 

 

LA JOYA DE LA CORONA

LA JOYA DE LA CORONA

El congresista Mamani es una verdadera joya que adorna la corona de la Emperatriz K; por lo menos, su prontuario se ha divulgado en cuanto medio hay y al parecer sus días de “sombrear” el pasado (ese, el que parece condenarlo) han pasado.

 

Pretendía pasar piola y fungir de héroe de película de espías (el 007, cuando es un Maxwell Smart sin gracia alguna) destapando la corruptela en que estaban metidos los de la banda PPK pero resulta que su pasado lo alcanzó y el “cono del silencio” que le obligaron a usar en el comienzo de nada le sirvió y ahora debe estar mascullando un “suéltame pasado” ante el aireamiento prontuarial.

 

Sus “hazañas” van desde la falsedad genérica hasta lo que parece ser hurto simple: lo investigan por lavado de activos y el poder judicial en algunas de sus múltiples causas declara archivamiento y en otras la acusación en firme; nadie sabe de dónde salió su plata (que es bastante) pero muchos sospechan. Él dice o dirá que todo es falso y que le muestren pruebas porque niega haber actuado alguna vez con dolo descarado, pero es que bastantes piedras trae el río, ése que suena y hace escándalo.

 

Unos lo blindan, otros lo desblindan y mientras tanto el que puede deslindar lo hace, diciendo que “esta no es conmigo”; las zafadas de cuerpo dejan solo a este aspirante a 007, peleando con un pasado que se le aferra y no lo deja caminar.

 

De pronto es una maldición y esta joya, el diamante Koh I Noor de la corona de la Emperatriz K, es bamba y ni de a vainas debía estar allí; Ahora, los expertos y tirios y troyanos con lupa, escudriñan si es una piedra limpia y no un simple vidrio que quiere pasar piola.

 

 

 

Imagen: http://www.koh i noor.it

VOMITEMOS JUNTOS

VOMITEMOS JUNTOS

Las náuseas son incontenibles frente a la podredumbre y el hedor que “perfuma” el ambiente nacional; hemos llegado a esto tras un período donde el asombro y la incredulidad fueron encontrando en audios, videos, noticias y entrevistas la corroboración de que algo (que ya sabemos qué es e intuimos quienes son) se pudre, no en Dinamarca como dice Shakespeare por boca de uno de sus personajes en “Hamlet”, sino “aquicito nomás” en este Perú que parece llevar la P de putrefacto…

 

Lo que antes intuíamos y luego supimos con certeza desde la época de los tristemente famosos “vladivideos”, ahora resurge como esas pesadillas repetitivas en las que debemos correr y no podemos porque parecemos clavados en el suelo; viene todo mezclado ahora: delincuentes, congresistas, narcotraficantes, sicarios, mentirosos, dirigentes políticos y políticos que dirigen sus manos ávidas a la plata (la de todos nosotros) sin importarles nada…

 

Ya no es el hundimiento de un “Titanic” ni tampoco la erupción del Krakatoa o el diluvio que nos cuenta la Biblia: este es un cataclismo estelar, la explosión conjunta de ocho Supernovas, el eructo sonoro e infeccioso de un Darth Vader; es algo, vuelvo a la pesadilla, de lo que no parece ser posible correr.

 

Vamos a vomitar y que el vómito se los lleve a todos los que han hecho del país un estercolero y se siguen cagando en la noticia; tal vez esa abrupta manifestación alivie en algo nuestro malestar y nos ayude a pensar mejor y a construir, casi de cero, un Perú donde nadie tenga vergüenza de vivir.

 

 

 

Imagen: Internet

PANEM ET CIRCENSES

depositphotos_86888198-stock-illustration-circus-tent-with-clown-isolated

En realidad puro “circenses” o sea puro circo; actuación para las cámaras, pose para la foto, guiñadita al “populorum”, salir en la estampita…

 

Todo esto lo hacen algunos jueces, algunos fiscales, algunos policías; no todos, por supuesto, pero hay una tendencia al “vedetismo” en ciertas autoridades que si no fuera nefasta y peligrosa sería material para las páginas de periódico de chismes y programas de televisión de la farándula criolla.

 

Se “filtran” fotos de allanamientos de viviendas en los casos mediáticos (y tal vez habría que preguntarse si no hay pago por el “material”); la “prisión preventiva”, que es una excepción para algo que podría tener alguna implicancia penal, se convierte en la regla comúnmente aplicada y las investigaciones “se alargan” por meses “hasta encontrar las pruebas” que después quizá no se hallan; entonces, cuando se ve que todo era “circenses”, mucho tiempo después, ¿quién resarce por el tiempo transcurrido en vano, por las honras maltrechas, por la intimidad violada? NADIE; o como dicen algunos, “NADIES

 

Los que así actuaron en contra de toda lógica, lo hicieron para tener su “cuarto de hora de gloria”, para lucirse en los medios y buscar famas meteóricas o porque alguna platita caía; ¿y los perjudicados…? “Es que el pueblo lo pedía y hay leyes que nos amparan” dirán mirando para el techo.

 

En el reino del facilismo, el caos y la sinrazón los que hacen todo esto “pasan piola” y son azuzados por cierta prensa que hace eso, prensa a las personas hasta sacarles todo el jugo que mediáticamente puedan tener; no se trata de defender a nadie sino de pedir que todos sean medidos con la misma vara de la Justicia y que deje de existir eso de “para mis amigos, todo y para mis enemigos, la cárcel” no puede haber diferentes “justicias” por mal que nos caiga alguien.

 

Poco a poco se levantan voces que argumentan sobre esto, para que no siga sucediendo, pero son acalladas o “tapadas” por una grita estentórea, primaria y ensordecedora y es que las razones son incómodas para quienes creen en el “ojo por ojo” y practican el cargamontón escondidos en la impunidad que puede ser la de una curul congresal, un trascendido periodístico o un comentario en las redes sociales; es una cacería y hay que unirse al safari.

 

Es el Perú, señores, hay pan, pero todo es un circo.

 

 

 

Imagen: sp.depositphotos.com