LA DECISIÓN DE SOPHIE

LA DECISIÓN DE SOPHIE

Por supuesto que no se trata de la laureada película de Alan Pakula, ganadora de múltiples premios, entre ellos un Oscar a la protagonista Meryl Streep, ni la Sofía que aquí nos ocupa tiene nada que ver con ella ni con el personaje del film, pero como otras veces, el título me sirve como ídem de este artículo.

 

La nuestra lleva por segundo nombre Sofía (Sophie en inglés y Zofia que es el que tiene la Streep en la película), que viene del griego y significa “sabiduría”; bueno, hasta aquí las referencias a la película, al nombre y a su origen, pero lo que interesa para la política peruana es que de las decisiones de Keiko Sofía Fujimori parecen depender muchas cosas…

 

Sus ganas de presidir el Perú, manifiestas en candidaturas y el be3rrinche por no haberla alcanzado por dos veces, hicieron que sus baterías se dirigieran, casi como ensayo, a Humala y con certera puntería a Kuczynski al que finalmente hizo caer (y él pareció ayudarla enredándose con sus propios pies); con una mayoría congresal que amenazaba con irse desarmando por ninguneos, ambiciones y cálculos de acomodo, decidió detener  las goteras con la colaboración (supongo que no querida) de personajes como un ministro, congresistas “gota”, su hermano y la presta (aunque tal vez forzado-negociada) ayuda del señor congresista Moisés Mamani (a) “La Joya de la Corona” y algún otro…

 

Sucedió lo que sucedió y ahora parece que de su decisión penden posibles modificaciones legales necesarias y según algunos, la estabilidad  -que como ave equilibrista- pareciera mantener Martín Presidente: es decir, la canción de Rubén Blades ha tomado cuerpo.

 

¿La emperatriz Keiko Sofía reina y gobierna?

Por favor, no nos olvidemos que tiene mayoría “congrezooísta*” y una mancha de sangre en el ojo, que no se le va…

 

Peligroso me parece lo que ocurre, aunque por lo visto en mi país estamos acostumbrándonos a “vivir peligrosamente” con los desastres que se suceden uno tras otro; tal vez solamente falta que vengan elefantes… ¡y que vuelen!: ¡menudo mierdero!

 

 

 

*Lo de “congrezoo” es una palabra verdaderamente feliz de Aldo Mariátegui.

 

 

Imagen: semanaeconomica.com

Anuncios

Autor: manoloprofe

Comunicador y publicista desde 1969. Profesor universitario desde 1985. Analista y comunicador político desde 1990.

Un comentario en “LA DECISIÓN DE SOPHIE”

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s