MERMERRETA

MERMERRETA

 Galarreta ha insistido con lo de “periodistas mermeleros”, pero esta vez le ha quitado las “s” y singulariza, acusando directamente a Augusto Álvarez Rodrich.

 

No sé por qué el presidente del congreso, si tiene pruebas de lo que dice, no lo denuncia: ¿Será porque es “parlamentario” y solamente “parla” (habla)? ¿O es que tal vez sea que escudándose en su impunidad parlamentaria echa materia fecal (vulgo, mierda) contra quien trabaja en un diario (“La República”) que “destapa” la Caja de Pandora que es el congreso…?

 

Flaco favor parece estar haciéndole a su aliado Mulder, que fabricó el proyecto, porque con sus declaraciones amenazantes y su terca insistencia, ha hecho que todos se den cuenta que la barrabasada ha sido pensada para hacer que los periodistas “incómodos” callen o “se acomoden”…

 

Por supuesto que hay un coro de áulicos que justifican esta “garraleteadadiciendo que “los periodistas se pasan” o que “lo agarraron en su cuarto de hora” (al interfecto, claro) o tal vez que “es que es humano” (y eso que se cree divino…) porque no les conviene que se eche luz (no Salgado, por favor) sobre ciertas oscuridades trapaceras.

 

Ni la alegría nacional que produce el que Paolo Guerrero pueda jugar en el Mundial de Fútbol, tapará las tropelías del congreso (¿alguien dijo “Hemicirco”?) y su ex rabioso anti y hoy tan fujimorista presidente…

 

Computadoras, frigobares, flores y quién sabe qué más son las puntas de numerosos icebergs que flotan placenteros y brillantes escondiendo montañas submarinas…

 

¿Y el congreso? ¡Bien gracias!

 

 

Imagen: eladerezo.hola.com

 

 

Anuncios