EL “HERMANÓN” MENTIROSO

EL HERMANÓN MENTIROSO

Ricardo Belmont Cassinelli fue alcalde de Lima y busca volver a serlo; el “Hermanón”  – apodo que tuvo y tiene – hizo una gestión aceptable en el municipio de la ciudad.

 

Su “figuretismo” (afán de figurar) lo llevó siempre a sobreactuar en lo que emprendió teniendo en la radio y la televisión una tribuna para perorar  en un afán positivista bastante sencillo (“Pastillas para la moral”), victimizándose cuando lo creía conveniente y fundando una empresa de televisión en base a participación popular (acciones de un dólar) con una historia posterior que en apariencia resulta poco clara y que él niega, presentándose como el adalid de la comunicación que es atacado y magullado siempre.

 

Ahora, como candidato a estas elecciones municipales, hace algo que lo pinta de cuerpo entero: “avisa” del “peligro” para los ciudadanos que representan los refugiados venezolanos y como estos les “están quitando” a los peruanos (limeños en este caso) las oportunidades, gozando de ventajas que los nacionales no tienen ; además acusa al partido aprista peruano de buscar ganar votos con el voto de los refugiados venezolanos a la hora de los comicios porque ha izado a media asta la bandera venezolana en su local y por estar abiertamente a favor de ellos, integrando un comité pro-Venezuela ( en contra de Nicolás Maduro).

 

El ex (ex-alcalde, ex-locutor de radio, ex dueño de un canal de televisión) ha dicho que hay UN MILLÓN de venezolanos (cifra que ni se acerca a la que debe rondar por los 300,000 o 400,000) exagerando al máximo para “asustar”; sucede que el señor Belmont utiliza el “arma” tradicional de ciertos políticos, creando un fantasma aterrador en base a mentiras, medias verdades y alguna certeza porque cree que el miedo es su aliado y resulta necesario para que lo vean como un “salvador”: busca meter miedo para que lo elijan.

 

Lo que “el Hermanón” escamotea es que según ha sido demostrado, son muy pocos los extranjeros que pueden votar y para hacerlo se necesita residir por lo menos cinco años en el país; además que el 70% de los venezolanos que están en el Perú tiene un título profesional, que al Estado peruano (y a los peruanos) no ha costado nada y no son en modo alguno la gavilla de delincuentes que algunos medios insisten en mostrar ni los aprovechadores que el señor de las “pastillas para la moral” quiere, en su xenofobia primaria, señalarnos.

 

Hay muchos interrogantes en la historia y en la actitud populachera de Belmont; se sube al carro del miedo que es azuzado por quienes obtienen réditos de él y cree que el voto puede ser propulsado por el temor…

 

Finalmente, “Hermanón” es el superlativo de “hermanito”, ese apelativo que tan mala fama y peor aspecto tiene hoy mismo.

 

Imagen: http://www.elpopular.pe

 

 

 

 

Anuncios

Autor: manoloprofe

Comunicador y publicista desde 1969. Profesor universitario desde 1985. Analista y comunicador político desde 1990.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s