M M*

MM

Nicolás Maduro sigue y seguirá mientras se lo permitan; el tremendo espectáculo de los venezolanos huyendo (porque no es que “salgan”) de su país, haciendo una cola inmensa para entrar al Perú en la frontera con Ecuador porque se les acababa el tiempo para hacerlo a quienes no cuentan con un pasaporte de Venezuela, que cuesta nominalmente algo así como 200 dólares y llega a cifras como mil y dos mil dólares si se paga  un soborno, pero que tarda eternidades en ser entregado (vi en televisión  las declaraciones de una señora que solicitó el documento para su hijo en el año 2016 y recién se lo habían otorgado).

 

Maduro y su camarilla además de enriquecerse a costa del petróleo, el tesoro público, el narcotráfico, los sobornos y otros, además de asesinar venezolanos, perseguir, encarcelar y torturar a opositores y hacer cera y pabilo con las finanzas de un país que ahora está en ruinas, donde escasean las medicinas, no hay alimentos y el pueblo “no revolucionario” es saqueado de diversas maneras, no deja que este pueblo salga del país y tiene la desfachatez de hacer un “llamado” para que los que lograron salir en busca de poder vivir como seres humanos, regresen “para construir y porque se los necesita”; esas más o menos han sido las palabras de uno de sus ministros en público.

 

Ahora, una nueva devaluación “oficial” y “ajuste monetario” hace al bolívar perder… ¡cinco ceros!;  hace que la escasez de la pobreza se convierta en esa falta de todo que se traduce en miseria, mientras en cuentas en el extranjero Maduro y sus secuaces amontonan millones de dólares producto de un robo descarado que parece protegido por las armas.

 

Esta tragedia de proporciones inimaginables provocada por un inepto e inmoral “mesías” que miente, grita, amenaza y tiene el respaldo de los corruptos, los que se benefician de sus ilícitos, de una gavilla de delincuentes y de parte del ejército (porque no me imagino a todos detrás de él) y que no parece llegar al final nunca, no solo tiene que conmover al mundo sino que urgirlo para que se una en busca de remedio, lo encuentre y devuelva Venezuela a los venezolanos, termine con el secuestro y envíe al dictador y a su cáfila allí donde deben estar para siempre.

 

El “problema” no son los venezolanos que huyen y emigran a países como el Perú: el verdadero problema son Maduro y sus acólitos; ese es el problema y tiene una solución única.

 

* MALDITO MADURO

https_e.rpp-noticias.ionormal20180821073607_665884

 

Imagen 1: lachachara.org

Imagen 2: rpp.pe

Anuncios

Autor: manoloprofe

Comunicador y publicista desde 1969. Profesor universitario desde 1985. Analista y comunicador político desde 1990.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s