BA (SAT) SURA

SAT

El SAT (Servicio de Administración Tributaria de Lima), que es una dependencia de la “prosapiosa” Municipalidad de Lima, debería ser recogido  por “el” SAT,  (es masculino), por algún camión compactador de basura de su propia Municipalidad, como servicio a los vecinos.

 

Es que basura es lo que es y para muestra basta un botón:

El SAT pone a la venta los vehículos “incautados”, luego de un tiempo en el que se suele avisar al propietario sobre los adeudos que originaron el hecho y otorgarle plazos para que cumpla con pagar.

 

Cuando finalmente los remata, el valor de venta se divide en dos: uno para pagar adeudos debidos y probablemente costos de guardianía del bien (esto no lo sé ciertamente); el saldo, si quedara, se le entrega a quien se confiscó el vehículo (esto tampoco lo sé, ciertamente).

 

El hecho es que el vehículo rematado y vendido así por el SAT, está “limpio” de toda deuda generada por papeletas impagas, por ejemplo; está “limpio” o debería estarlo, porque en televisión vi un reportaje a un ciudadano de profesión taxista, que compró un auto al SAT para usarlo como herramienta de trabajo; al tiempo de rodar, la policía lo detuvo y le informó que el vehículo estaba “requisitoriado” por deber una suma elevada, producto de papeletas (multas por infracción) impagas: el nuevo propietario enseñó la constancia que le habían entregado, certificando que el vehículo estaba “limpio” de deudas, pero no hubo tutías y decomisaron el (ahora) taxi, llevándolo al depósito y privando al propietario del instrumento que le permitía ganarse la vida.

 

¿Mintió oficialmente el SAT al entregarle al ciudadano la constancia de “no adeudo” del vehículo? ¿Es una “falla del sistema” como la que nos impide a veces disponer de nuestro dinero depositado en determinado banco? ¿Es una falla humana (llamada ineficiencia o estupidez –marque la casilla correspondiente-)? ¿Es una argucia de “álguienes” cometida para quedarse con la plata y pasar piola? ¿Qué mierda es, entonces…? debe ser la pregunta que se hace el neo-“propietario” despojado sin entender nada…

 

La respuesta es simple: la “S” es de Servicio, pero para servirse ellos mismos y no a la comunidad. La “A” es de Animales (con perdón de ellos) porque no tienen noción de lo que están haciendo y finalmente, la “T” es de Tontos, que es lo que son y creen ellos que el ciudadano limeño es.

 

Y lo de las personas que denunciaron, siendo empleados del SAT, la invención de papeletas anotando cualquier placa  y ahora son a su vez denunciados por el SAT por hacer la denuncia, lo dejaré para otro día…

 

A nadie le “gusta” pagar impuestos (y las papeletas son “impuestas” por infracciones) pero con esto, como diría un compadre mío: “¡más peor!”

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Autor: manoloprofe

Comunicador y publicista desde 1969. Profesor universitario desde 1985. Analista y comunicador político desde 1990.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s