HUELE A MUERTO

HUELE A MUERTO

Al olor de la podredumbre se encima un olor peculiar: huele a muerto; el rocambolesco (por él y sus defensores) caso Hinostroza tiene un episodio más que se llama captura.

 

Según anunció el presidente Vizcarra, el destituido y ahora ex juez supremo César Hinostroza Pariachi ha sido capturado en España; esta es una buena (para los peruanos) y mala (para Hinostroza) noticia, que parece poner fin a una primera etapa de lo que podría ser una comedia de equivocaciones a decir de las declaraciones, destapes, videos, aparente desconocimiento oficial de algo por todos ya conocido y demás que tal vez demuestre poca acuciosidad o un puntito más de corrupción agregado a esta sopa de mierda.

 

Aunque ya lo apresaron, ahora hay que traerlo ante la Justicia y existen dos opciones: expulsión o extradición, o sea el camino corto y el larguísimo; además, y por eso el título, Hinostroza no podría haber actuado solo por más abogado sabihondo y hábil que fuera (en duda por su intento de “escape”)y la cadena suma eslabones de planeamiento, acopio de información, comunicación y “arreglos” en el Perú y en el extranjero, transporte en el país (de Lima a Tumbes), logística de alojamiento, de disposición de fondos dinerarios en efectivo, “ayuda” para salir del Perú y simular que lo hace legalmente; miopía, ceguera, “vista gorda”, distracción o colaboración de más de un estamento oficial y “camita” hecha por quienes lo defendieron y clamaron un “debido proceso” que en realidad lo que buscaba era proporcionarle algo valiosísimo: tiempo…

 

Como digo, hay muchos eslabones en esta cadena y al parecer más de un candado que algunos temen sea abierto; los involucrados serían multitud y no todos pequeños “facilitadores”: el señor Hinostroza, creo, está en peligro por eso del refrán: “muerto el perro, muerta la rabia”.

 

El asunto es mucho más complejo de lo que parece y el señor Hinostroza sabe mucho de muchos por tanto, la fase “sabía demasiado” dicha por alguien que, sintiéndose en peligro, tome una decisión, es algo que nunca debía pronunciarse ni pensarse para que la Justicia pueda hacer su trabajo y dar el veredicto final.

 

Imagen: larepublica.pe

Anuncios

Autor: manoloprofe

Comunicador y publicista desde 1969. Profesor universitario desde 1985. Analista y comunicador político desde 1990.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s