EL CHACHACHÁ DE CHÁVARRY

el chachachÁ de chÁvarry

Para los que no tengan la edad suficiente para haberlo conocido o tengan mala memoria y no lo recuerden, el “chachachá” fue un baile cubano que estuvo full moda allá por fines de los 40 y más o menos duró, con altas y bajas, hasta mediados de los cincuenta; lo cito porque los aprofujimoristas bailan el chachachá de Chávarry y bailando bailando, nos están bailando a todos.

 

Nos han bailado, como siempre antes y como no se creyó que podrían bailarnos dada la recomposición de las fuerzas políticas del congrezoo, que los dejaba en minoría frente a lo que debiera ser una mayoría lograda tras la lucha permanente para la formación de  algunas bancadas nuevas (a lo que los estrellados naranja se oponían con rabia, saña y desesperación), las otras bancadas y los “no agrupados”; digo “debiera” porque en la Comisión de Acusaciones Constitucionales esa fuerza del mal (los aprofujimoristas) logró que se archivara la denuncia que el procurador Amado Enco formulara en contra de Pedro Chávarry, ex Fiscal de la Nación, que tiene más cuestionamientos que un inexistente billete de tres soles.

 

Cuando creímos que los aprofujimoristas se irían con la música a otra parte, han demostrado que, en sordina, siguen tocando lo que debe ser música celestial para ellos; impunes, aprovecharían lo que pudiera ser legal y conveniente a sus intereses para limpiarle el camino a una corrupción que el país entero veía retirarse en tropel desordenado.

 

Votaron para que se archivara la denuncia del procurador Enco y Chávarry quedara impune: Luis Galarreta, Karina Beteta, Mario Mantilla, Javier Velásquez Quesquén, Milagros Salazar y Federico Pariona; se opusieron al archivamiento Juan Sheput, Gilbert Violeta y Oracio Pacori. 

 

Es que la corrupción tiene aliados que tratan de buscar los resquicios y oportunidades que se les presenten para servir a ese amo que es “poderoso caballero” y que no sólo se llama “don dinero” sino “don poder”; una corrupción de mil caras que van desde la compra de un lugar en cualquier cola, pasando por sobornos, asesinatos por encargo o sicariato, extorsiones, narcotráfico, trata de personas, depredación ambiental, robo por arrebato y aprovechamiento doloso de posiciones de poder entre, por desgracia, mucho más.

 

Son aliados que a veces tienen nombres reconocibles y otras se ocultan en la sombra, en una respetabilidad ficticia o en un anonimato conveniente, pero estamos avisados y la lucha será larga, trabajosa, difícil; decía hace muy poco que la Verdad es una sola y las mentiras muchas, pero que ellas, por más que hagan, no podrán suplantarla.

Imagen: trome.pe

Anuncios

Autor: manoloprofe

Comunicador y publicista desde 1969. Profesor universitario desde 1985. Analista y comunicador político desde 1990.

Un comentario en “EL CHACHACHÁ DE CHÁVARRY”

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s