LA CONFIANZA MATÓ A PALOMINO

LA CONFIANZA MATÓ A PALOMINO

El Premier obtuvo el voto de confianza para las reformas políticas de parte del congrezoo; tuvo que patear un poco los otorónguicos tobillos para conseguirlo pero finalmente a regañadientes y con malas caras, una “huelga” y otros enfurruñamientos, la luz se hizo.

 

Bueno, creo, como muchos, que es un brillito pasajero y engaña muchachos porque los fujiapristas van a seguir con su táctica de retrasarlo todo para que no se ejecute; es que a ellos ni de vainas les conviene que las cosas cambien como la población quiere: ellos no quieren y punto… ¿Población? ¿Cambios? ¿Soltar el mango de la sartén? ¿Dejar la mamadera? ¡Las huiflas!

 

El pueblo (o sea la población, ¿manyas?) los eligió y como diría alguien malhablado, “¡Se jodió!”; tengo el presentimiento que la función está empezando porque he visto maquillarse a los payasos, hacer malabares y equilibrio a muchos congrezooistas, ensayar la tirada de cuchillos y preparar los trucos de magia que convierten en blancos conejos rozagantes a sarnosos cuyes.

 

Hay que recordar el dicho, señores Presidente, Primer Ministro, Ministros y población “no agrupada”: “La confianza mató a Palomino”, ojo; aunque, de veras, ojalá que Palomino sea el sobrenombre de esa mayoría congrezooísta que debería descansar en paz.

En la paz de la tumba.

 

Imagen: http://www.dondisfraz.com

Anuncios

Autor: manoloprofe

Comunicador y publicista desde 1969. Profesor universitario desde 1985. Analista y comunicador político desde 1990.